lunes, 18 de noviembre de 2013

'ESTAMOS EN ELLO'. EN LA INVESTIGACIÓN POSIBLE (1). Artículo de Santiago Ruiz Zapatero

'ESTAMOS EN ELLO'.
EN LA INVESTIGACIÓN POSIBLE (1)
Artículo de Santiago Ruiz Zapatero     

A eso, a lo que indica el enunciado, me refería hace días. Aquí, en el rincón de Face para el Grupo ‘La Gaita’ de Cervera. A colaborar a deshacer entuertos, dejarse de dimes y diretes sin apenas fundamento. Con toda la sencillez, pero con la modestia aparte, es falsa cortesía. En mi web www.cerverayelalhamahistóricos.es sacaré en su día una breve serie de capítulos complementarios con el tema “Y el pueblo también se divierte. Siglos XVI-XVII”.
 
      Lógicamente, incluiré el tratamiento de LA GAITA, ‘dance’ o danza tradicional de Cervera del Río Alhama. Por eso algunos de los datos de hoy quedan sin señalar procedencia precisa. Lógicamente se han escrito y publicado ya artículos varios, principalmente con la colaboración de Diego Jiménez, que realiza una seria labor al respecto (portal de internet “Los Gaiteros de Arnedo-Cervera”). Bajo la acertada coordinación de Sanda Sáinz en Comarca Alhama Linares La Gaita. Danza y musica popular de Cervera del Rio Alhama apareció o se creó aquí, en Facebook, un Grupo de estudio y seguimiento de este singular baile. Ya ha incluido comentarios numerosos, documentos, referencias a algún artículo o trabajo, etc., etc. Quiero destacar precisamente el que en su día una alumna de 2º de Bachillerato, Náiara García Gómez, “La Gaita. Danza tradicional de Cervera del Río Alhama. 2007/2008”. Nos consultó a varios y utilizó datos que creyó oportunos. Diversos textos han salido otros similares, alguno mío, y otros más se subirán, por lo que parece.

La Gaita de Santa Ana. Foto de Santiago Ruiz. 1995.
 
      No obstante, hay que recordar algo muy sencillo, que en los hechos que ya han sucedido lo opinable vale, pero menos, mucho menos, que lo demostrable. De ahí que lo opinable sin más … Pienso que lo cabal y de mayor importancia, realmente, está en acercarse a un estudio serio, dejándose de opiniones ligeras tantas veces expuestas. Por eso decía, y encabezo ahora, “estamos en ello”, pues somos varios en esta línea, buscamos lo estrictamente admisible y así nos lo hemos comunicado.
 
      Como preludio a lo que trataré en esos específicos capítulos mencionados (“Y el pueblo también se divierte …), considero oportuno dejar sentados unos principios básicos e indispensables en un análisis correspondiente, algunos dichos ya y redichos en ciertas observaciones. Pero sólo algunos.
 
      Desde que Jesús Sáinz Ruiz escribiera en 1949 sus inéditos y fotocopiados por bastantes "Apuntes de Historia de Cervera", del que ya hice referencia hace poco, se han repetido casi miméticamente sus pareceres (erróneos en bastantes casos por indemostrables) en las páginas que dedicó a La Gaita como baile cerverano.
 
      Las citas que expuso de datos de Libros de Fábrica de la parroquia de San Gil o de la ermita de la Virgen del Monte, como otras añadidas después por Agustín Pando referentes a la parroquia de Santa Ana, nada valen para aplicarlas específicamente a ‘La Gaita’. Tampoco las de José Manuel San Baldomero en varias de sus obras. Afirmación esta que parecerá fuerte. Lo es.
 
      En la primera colaboración que compusiera, de1995, para el Programa De Fiestas De Cervera, SAN GIL, (“NOTICIAS HISTÓRICAS DE LA VILLA”), precisaba que tanto la referencia de 1592 al tablado ("Yten que gastó en las fiestas de San Gil en haçer los tablados y dar de beber a dançadores diez rreales"), como otras que aparecen después eran en realidad genéricas siempre, sin concretar nunca a qué tipo de bailes aludían.
 
      Algo así ocurre también con tantas otras sobre una festividad tan importante como la del patrón: "gastó en las fiestas de Señor San Xil, conforme a la deboçión que la dicha yglesia tiene por ser patrón, tres mill quatroçientos y ochenta marauedís". Suficiente, creo, para dejar constancia de la ambigüedad de las notas y de la falta de noticias sobre ‘La Gaita’. Hay que recalcarlo de una vez por todas.
 
La Gaita de Santa Ana. Foto de Santiago Ruiz. 1995
      Debió haber varias danzas entonces y alguna necesitada de corto espacio, bailable en un tablado, que no es el caso de ‘La Gaita’. Tampoco he encontrado noticias expresas de ellas, pero se deduce bien. Quizás, sin embargo, se refieren a ¿La Gaita’ por primera vez (a lo que alcanzo) las repetidas menciones en el informe judicial sobre las asonadas que por distintas partes del pueblo llevaron a cabo los cerveranos amotinados contra su señor, el conde de Aguilar (1590-1591), en las que se concreta que realizaron burlas ‘al son de gaita y tambor’. Fueron motines que se tratarán pormenorizadamente.
 
      Ahí sí, en esa menciones podemos entrever, pero no más, que se aludiera a un baile callejero como ‘La Gaita’, danza por lo demás procesional y de desfile. Pero, a insistir, en rigor sólo resulta posible intuir que era de ‘La Gaita’ de la que se hablaba, pues pudiera ser cualquier baile espontáneo en esos momentos de revuelo, acompañado de la dulzaina y tambor. Con todo, son interesantes.
 
La Gaita de Santa Ana. Foto de Santiago Ruiz. 1995
 
      Igualmente, en cuanto a no demostrable, ocurre con las afirmaciones que se han vertido sobre los músicos. Se ha copiado hasta la saciedad a Jesús Sáinz Ruiz en la creencia de que ciertos músicos valencianos que se trajeron el día de la Virgen de Agosto, la festividad oficial de la ermita de la Virgen del Monte, serían contratados como músicos de ‘La Gaita’, pero la cita es así, tan escueta y nada permite afirmarlo (aunque las ganas lo han permitido, no la seriedad). Es más, son mayores las probabilidades de que se concertara con ellos, como con otros, para que tocaran en los actos de la fiesta de Agosto, música solemne y probablemente religiosa. No para la danza. Músicos contratados para lo mismo, en las fiestas, constan en Cervera en muchos años según leemos en los libros parroquiales o de la ermita. Solían ser de Tarazona (ver 1624 y otros años); o de Alfaro, como en 1630, de donde se trajo "música, chirimías y cantores" para las vísperas y misa de San Gil, costando a la iglesia cincuenta reales, siendo el resto repartido entre los parroquianos. Esa cantidad, unos cincuenta reales, será la repetidamente empleada en la música y fiestas.
 
Procesión de Santa Ana. Foto de Santiago Ruiz. 1995
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada