lunes, 14 de octubre de 2013

COMISIÓN PARA VELAR POR LA GAITA. Una sugerencia de Gregorio Coloma.

COMISIÓN PARA VELAR POR LA GAITA
 
En su discurso de aceptación del Nobel, decía Vicente Aleixandre que la vitalidad de una tradición depende de su capacidad para renovarse, adaptándose a las nuevas circunstancias sin perder por ello su sentido.

Nuestra cerverana "Gaita", denominada así por el instrumento musical con el que nació, es una antiquísima danza guerrera en la que los bravos mozos, agrupados en torno a sus banderas, marchan a golpe de tambor exhibiendo orgullosos, cual caballeros medievales, enormes y vistosos pañuelos obsequio de sus enamoradas, cruzados en el pecho....

Siendo, sin duda, la mas valiosa de nuestras tradiciones, hasta hace relativamente pocos años supo evolucionar (dulzainas por gaitas, mantones de manila por pañuelos, uniformidad en el vestuario, etc...) y a la vez mantenerse más viva que nunca sin perder un ápice de su esencia. Sin, embargo, aunque quizá con buena voluntad, últimamente la han mixtificado hasta el punto de que las nuevas generaciones la bailan sin conocer su significado:

Descuelgan a un "gaitero" de no se sabe donde (remedo del "Celedón" de Vitoria), al final de las fiestas le pegan fuego (remedo de los "Judas" de Alfaro) y danzan vestidos de paisano ante nuestro patrón, San Gil, invocando una tradición que ellos mismos destrozan anudándose al cuello pañuelos rojos (remedo de los "Sanfermines" de Pamplona). Seguramente pensarán que representan a un grupo que va de juerga en lugar de a un hipotético campo de batalla.

Si no queremos verla convertida en un vulgar "patio de Monipodio" en el que todo tenga cabida, necesitamos una comisión que vele para que "LA GAITA" no pierda su sentido y, con él, Cervera su tradición más bella.
 
Firmado: Gregorio Coloma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada