lunes, 27 de mayo de 2013

LA GAITA EN UN ARTICULO DEL PROGRAMA DE FIESTAS DE SAN GIL DEL AÑO 1997 ESCRITO POR SANTIAGO RUIZ ZAPATERO

La semana pasada Santiago Ruiz Zapatero recordó en el facebook de La Gaita de Cervera del Río Alhama un artículo que publicó en el programa de fiestas de San Gil de 1997 que a continuación reproducimos:
 
"Lo primero que hemos hecho al llegar a Cervera del Río Alhama -ese pedazo de tierra riojana que se incrusta como una cuña en tierra de Aragón, Navarra y Soria- ha sido comprar -digámoslo más castizamente- ha sido mercar unas alpargatas. Unas suaves y ligeras alpargatas blancas con sus finas cintas de estambre para anudar a los tobillos, que nos hemos apresurado a calzar, desechando los zapatos por antiestéticos, incómodos y hasta profanos en este lugar verdadera cuna y sede de la clásica alpargata española. Porque si queréis ver la vieja raigambre de Cervera del Río Alhama bastará que dejéis a vuestro asombro fisgar atento la Peña de San Antonio, a cuya sombra culebrea el río Alhama, en la que bucean como ojos dantescos las cuevas trogloditas y sobre las que roído, desmembrado, muere el mioso castillo, símbolo de un feudalismo ido por fortuna y nidal de aves nocturnas actualmente."
Aparte otras consideraciones, tan poética descripción hacía el enviado especial de Heraldo de Aragón, Emilio COLAS LAGUIA, como introducción a su crónica publicada a toda página sobre Cervera en el diario el domingo 4 de septiembre de 1932. Ya sé que se te ha endulzado la lengua, pero no tengas prisa, amigo lector, en terminar de saber cómo proseguía; poco a poco lo iremos viendo; vayamos por partes. Eso sí, los anuncios que aparecen al final del escrito son todos de esa página de hace 65 años. ¡No va a contener únicamente el programa publicidad actual!.
------
Y, ¡cómo no! tenía que admirar el baile o danza típica cerverana. Al final del programa citado recogía el precioso dato (de 1932, repitamos):
“La "gaita". El mañico de la capital del Ebro pasaba las fiestas de San Gil, por lo que se deja entrever, bien a gusto, en casa de Bernardo Remón, corresponsal local cerverano a su vez del HERALDO [DE ARAGÓN]. Le sorprendió sugestivamente la danza de la "gaita".
‘’Con sus pantalones blancos o rameados en los que resaltan los llamativos colorines de una franja bordada; su faja, blanca también y con bordados. En cuerpo de camisa. Calzados sus ágiles pies por bordada alpargata. Con sus pañuelos de seda vistosos -que facilita la madre, la hermana o la novia- cruzados en banderola. En las manos unas castañuelas con muchos perifollos ... Los danzantes cerveranos no se asemejan a los de ningún otro pueblo o región. Son típicos y bien pudiéramos decir únicos en su género, por lo incansables y garbosos.’’
“Formados en dos filas indias. Al frente de ellos, el abanderado, un puesto de honor que se consigue por méritos de antigüedad -el abanderado con su bandera, que no es otra cosa que una vara rematada por una cruz con enagüilla de sedas y adornada de flores artificiales-. Y dando escolta a la alegre cuadrilla, los dos dulzaineros y el tamboril.”
Aún insiste en informar que se ensaya quince días antes y, ¡oh tiempos!, “que cuadrillas de danzantes hay varias y todas tienen su natural razón de existencia; que bailan “por las calles del pueblo, deteniéndose ante las puertas de su devoción o ante el grupo admirativo de vecinos para lucir su destreza incomparable en vueltas y revueltas entrelazadas que forman mil caprichosos juegos de agilidad y gracia.”
Y así bellamente lo ejecutan “el día de la fiesta y la víspera, los solteros, y los demás días los casados. Sin perjuicio de que, extinguido ya el eco del último chupinazo y vuelto el pueblo a sus tareas habituales, quede rezagada todavía por las calles cerveranas alguna cuadrilla de danzantes jovenzanos ... “
Santiago Ruiz Zapatero
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada